Poesía - Primitivo Oliva Fernandez

Primitivo Oliva Fernandez.

Nací en el verano de 1954, en la localidad de Robledo del Mazo (Toledo, España), un pueblecito enclavado en los Montes de Toledo, perteneciente a la Comarca de la Jara, episodio que acaeció en la en la morada de una sencilla familia de campesinos. Al finalizar los estudios elementales en la escuela del pueblo, la necesidad –aquellos eran años de escasez y más en unas aldeas donde el trabajo del campo no es recompensado con el rendimiento de las cosechas- me empujó a los brazos sudorosos del trabajo, unas veces en el pueblo y otras fuera de él, pasando por diversos y variados empleos. Pero de aquellos años en el colegio adquirí el apego por la lectura y un gusto especial por la literatura poética que siempre hojeé con entusiasmo, más aún, conmovido por parte de lo que se expresaba en los versos. Luego llegué a Madrid, amplié los estudios que habían quedado paralizados en el pueblo y oposité a Correos, organismo en el que he trabajado la mayor parte de mi vida laboral.

Aunque siempre la poesía me produjo gran deleite y seducción, mi primera inclinación, ya desde niño, fue la pintura (recuerdo la alegría de un regalo consistente en una gran caja de acuarelas y un extenso cuaderno de pintura) con esta afición pasé muchos ratos de ocio realizando acuarelas, carboncillos y más tarde oleos.

Ya de mayor el trabajo y la atención de los hijos (mi esposa también estaba empleada) hizo que caballete y lienzos durmieran un largo y olvidado reposo. Por lo visto eso no significaba que la inquietud “artística” me hubiera abandonado; ahora pienso que el “gusanillo” de la pintura se había recogido en su capsula de color, a modo de gusano de la seda, para resurgir tras unos años como una inquieta mariposa que al revolar sobre el papel describía trazos de versos, metáforas…, aunque yo jamás supuse esa transformación. Así, al empezar la década de los noventa, animado y aconsejado por el escritor y bibliotecario de Móstoles: Francisco Fernández Martí, y espoleado por la lectura de nuestros poetas ilustres, comencé, tardíamente, a expresar sobre el papel esta afición de desnudar el alma de sentimientos y emociones para vestir con ellos la palabra, labor que se ha visto recompensada al obtener el reconocimiento en algunos certámenes.

Vinculado al grupo Versos Pintados del Café Gijón, en Madrid y partícipe en variadas tertulias poéticas , colaboración en revistas, intervención en programas de radio. Coordinador y partícipe en recitales para niños de los colegios de Móstoles, y en los recitales que organiza la Asociación Española de Amigos de la Poesía, colectivo literario establecido en Móstoles, Madrid. Asociación en la ejercí labores de Presidencia y en la actualidad pertenezco a su Junta Directiva.

Publicaciones

Compartir en:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR